Colegio Notredame

Perfil del apoderado

PERFIL DEL PADRE Y APODERADO DEL COLEGIO NOTRE DAME

1. Adhesión a los principios que motivan al Colegio

Se da por entendido en el padre que se incorpora a nuestra comunidad la adhesión a los principios que orientan y mueven la acción del colegio. En definitiva, deseamos que la educación impartida desde él, esté en concordancia con la que se entregue en el hogar a los muchachos y a las chiquillas, ya que padre y madre son los principales responsables de la educación de los hijos.

Es así como deseamos padres que quieran pensar, sentir, discernir y actuar de  acuerdo al Evangelio y en la línea de lo planteado por Jesucristo en las Bienaventuranzas. Todo esto, desde una institución que se define “en pastoral”, en la que Cristo es fundamento y en la que todo el accionar está relacionado con su presencia y mensaje.
 
Los padres que tienen en el colegio a sus hijos e hijas deben respetar la orientación religiosa de éste, aceptando y comprometiendo su participación en las acciones litúrgicas y  respetando las opciones sacramentales de ellos.

Por lo tanto, deseamos de los padres, madres y apoderados de los alumnos y alumnas de nuestro colegio el modelaje en los valores aquí propuestos: fraternidad y solidaridad; verdad y lealtad; cortesía y respeto; esfuerzo, carácter y trabajo; responsabilidad y autonomía; servicio, compromiso y  participación.

Es fundamental la coherencia entre los principios y el actuar del colegio y la educación desde el hogar. Es así como se les pide a los padres, por un lado,  que realicen críticas constructivas en las instancias correspondientes, respecto de cualquier aspecto de la marcha del colegio, en un afán de colaboración y apoyo del proceso de enseñanza-aprendizaje, en diálogo con el profesor jefe y, de ser necesario, con la Dirección, y por otro conocer, creer y confiar en la intencionalidad  y capacidad profesional de los educadores de sus hijos.

2. Acompañamiento en el proceso educativo de su hijo e hija

Buscamos en este colegio que los padres se interesen y conozcan el proceso por el cual su hijo o hija va desarrollándose, en relación a su etapa evolutiva. Necesitamos padres que los conozcan, participen y acompañen en distintos aprendizajes y en sus experiencias: en el aprendizaje cognitivo, en la experiencia de vivir valores, en el aprendizaje de actitudes correctas, en el desarrollo de una autoestima positiva, en el crecimiento de su fe y espiritualidad, en el desarrollo afectivo sexual, en el fortalecimiento de los factores de protección frente a los antivalores que coexisten en el entorno socio-cultural, en la generación de espacios de libertad de acuerdo con las diferentes etapas evolutivas de su hijo.

3. Profundización en el conocimiento de su hijo y en las formas de provocar una mejor comunicación

Para que un padre pueda ayudar a su hijo o hija a desarrollarse en la mejor forma, debe conocer vivencialmente las etapas de desarrollo evolutivo por las que atraviesa el muchacho o la chiquilla, evitando el quemar etapas, para así poder valorarlo y reconocer sus fortalezas, tanto como descubrir y superar sus limitaciones.

Los muchachos y chiquillas suelen tener conflictos y tienen que aprender a enfrentar sus frustraciones, para lo cual deben sentir que en su hogar existen personas que pueden apoyarlos, a través de estilos de comunicación significativos, por los cuales los niños, niñas y jóvenes aprenden a escuchar con empatía y a expresarse con  asertividad.

Para la adecuada promoción de seres humanos íntegros es necesario que los padres mantengan una permanente comunicación con el colegio, a través del profesor jefe, mediante entrevistas, uso de la agenda y papeletas, comprendiendo la importancia de esta última como instrumento que sirve al muchacho o la chiquilla  para autoevaluarse y saber cómo superarse.

4. Interacción entre padres del colegio

Sabemos que la interacción entre pares promueve la convivencia y el intercambio de vivencias para el propio desarrollo. Es por esto que al Colegio le interesa que los padres periódicamente se reúnan en diferentes actividades (reuniones de curso, festival de la expresión, jornadas de padres, etc.)

A través de estas actividades, los padres dan testimonio de cómo el sentido de familia es el núcleo central de la educación de sus hijos e hijas, mediante acciones y palabras, y promueven la comunicación y el diálogo de pareja para enfrentar la realidad de sus hijos e hijas, fortaleciendo la unidad familiar.


La instancia máxima de organización de los padres es el Centro de Padres y Apoderados, que según sus estatutos y la organización del colegio define su tarea como:

A) Colaborar con los padres y apoderados del colegio en el mejor desarrollo de la misión de formación e instrucción de sus hijos y pupilos.
B) Colaborar con el Directorio de la Fundación, con la Dirección del colegio, con los Profesores Jefes y Personal docente en la mejor obtención de los objetivos básicos del Colegio.
C) Proporcionar todos los medios necesarios para que el alumno obtenga el grado de instrucción y el nivel de enseñanza compatible con sus capacidades.